Capítulo 46 ~>¿Necesitas que te lo diga?

Esbocé una amplia sonrisa y me senté en el asiento del copiloto. Él se sentó a mi lado y arrancó. El corto camino hasta el instituto transcurrió en silencio, aunque noté como Álex de vez en cuando posaba su mirada en mí. Cuando llegamos, él bajó del coche y me abrió la puerta.

Yo: Gracias. (Murmuré casi con timidez.)
Álex: ¿Vamos?

Asentí y agarré su mano con fuerza. Cerró el coche y comenzamos a andar. Subimos las escaleras repletas de gente con preciosos trajes y entramos dentro. Desde la puerta ya se podía oír el sonido de la música y yo comencé a sentir como me dolían los pies por los tacones. Avanzamos en silencio por los infestados pasillos hasta que llegamos al gimnasio. Abrí la puerta con decisión y entré. Había mucha gente, demasiada gente. Paseamos por la sala y entre la multitud, le vi. Miré a Álex y él me devolvió una incómoda mirada. Asintió y yo sonreí. Avancé hasta llegar a él y me detuve.

Sergio: ¡Marina!

Se acercó y me dio un beso en la mejilla. Álex me miró desde la otra punta de la sala, con un rastro de dolor. Yo bajé la cabeza.

Sergio: Estás preciosa.
Yo: Gracias, tú también. (Respondí fijándome en lo guapo que iba.)
Sergio: Bueno, se hace lo que se puede.

Él sonrió y yo le correspondí sonriendo a su vez.

Yo: Bueno, luego nos vemos. (Dije retrocediendo unos pasos.)
Sergio: Claro, me debes un baile. (Me recordó él.)
Yo: Cierto, lo olvidaba…

Me giré y regresé junto a Álex que me esperaba con los brazos cruzados sobre el pecho, y apoyado en una pared. Le miré mientras andaba hacia él y me sorprendí al ver como una chica rubia se acercaba a él con paso decidido. No pude oír lo que ella le dijo, debido al gran volumen de la música, pero sí que vi cómo él sonreía y negaba con la cabeza. Me señaló y la barbie rubia se giró y me miró con mala cara. Se alejó de nosotros y se fue, perdiéndose entre la gente.

Yo: ¿Qué quería? (Dije enfadada.)
Álex: Ligar. (Respondió sonriendo y mirando hacia la dirección por la que la chica se había ido.)
Yo: Ah, genial.
Álex: ¿Bailamos? (Dijo él de pronto, cambiando de tema.)
Yo: ¿Quieres?

Él asintió, mientras mis ojos se perdían en la oscuridad de los suyos. Agarró mi mano con dulzura y colocó la otra en mi espalda. Comenzó a moverse lentamente con el sonido de la música estridente. Yo le miraba en silencio mientras girábamos y nos movíamos por la sala. Me sacó la lengua y yo sonreí, ya que me pilló por sorpresa.

Yo: ¡Qué tonto eres!
Álex: ¿Tonto? ¿Crees que soy tonto? (Preguntó fingiendo sentirse ofendido.)
Yo: Sí, pero me encanta que lo seas.
Álex: Eso ya cambia bastante las cosas.

No dije nada. Eché un rápido vistazo a la sala y mis ojos se detuvieron en algo que me dejó realmente impactada. Sergio bailaba con una chica rubia, una que me sonaba mucho. Le observé interesada y descubrí quién era la chica misteriosa, aunque lo difícil no era sabe quién era, sino creerse que estuvieran bailando juntos. Sacudí la cabeza y miré de nuevo a Álex.

Álex: ¿Qué pasa? (Preguntó alertado por mi ahora cambiada expresión.)
Yo: Nada. (Respondí.)

Intenté volver a concentrarme en Álex, en su sonrisa, en sus preciosos ojos; pero no podía, era imposible. Sólo veía a Sergio, bailando con Lissa Harris. Cuando terminó la canción me deshice de Álex y salí del gimnasio. Anduve por los pasillos, en busca del baño de chicas. Cuando entré encontré a dos chicos que no conocía besándose y sentí arcadas. Me giré y salí del baño. Recorrí el pasillo hasta que llegué a la puerta principal y salí a la calle. Hacía frío, mucho frío, pero resistí y me senté en las escaleras. Una lágrima recorrió mi rostro. Cerré los ojos y suspiré con fuerza.
¿Por qué? ¿Por qué me molestaba? ¿Por qué me sentía vacía al verle bailar con esa chica? Yo quería a Álex…
Sentí una mano sobre mi hombro y me giré. Estaba ahí, había salido a buscarme y me miraba confundido.

Yo: ¿Qué haces aquí? (Pregunté incorporándome.)
Sergio: Te he visto salir del gimnasio. Pero esa no es la pregunta, ¿por qué lloras?
Yo: Tengo que entrar, Álex me estará buscando. (Dije intentando escapar y volver al gimnasio.)
Sergio: No vas a volver a ningún sitio hasta que me respondas. ¿Por qué lloras? (Repitió.)
Yo: Por nada, en serio.
Sergio: Marina, por favor. Dime qué ha ocurrido.
Yo: Lo sabes perfectamente.
Sergio: ¿Qué sé?
Yo: ¡Estabas bailando con Lissa! (Dije sin poder contenerme.)
Sergio: ¿Qué?
Yo: Eso.
Sergio: Pero, ¿qué pasa con eso?
Yo: ¿Qué qué pasa? (Pregunté perpleja.)
Sergio: Sí, tú estabas bailando con Álex.
Yo: No es lo mismo.
Sergio: No, es peor.
Yo: ¿Y eso por qué?
Sergio: ¿En serio es necesario que te lo diga? (Preguntó sorprendido.)
Yo: Sí. (Respondí sin saber de qué estábamos hablando.)
Sergio: Ya lo sabes, así que no tiene sentido que yo te lo diga.
Yo: ¿Qué me digas el qué?
Sergio: ¿En serio no lo sabes? Es… (Dijo mirándome a los ojos. No terminó la frase, se interrumpió y bajó la cabeza.)
Yo: ¿Qué?
Sergio: Déjalo. (Se giró y comenzó a andar, yo le seguí.)
Yo: ¿Qué ibas a decir? (Dije cuando le alcancé.)
Sergio: En serio déjalo.
Yo: Sergio, por favor…
Sergio: ¿Qué? ¿Quieres que te lo diga, no te he dado ya suficientes pistas?
Yo: ¿Pistas de qué? (Pregunté confundida.)
Sergio: (Me miró incrédulo y tras un suspiro, comenzó a hablar.) De que no puedo estar sin ti. De que no me arrepiento de lo que casi pasó, no me arrepiento de haber estado a punto de besarte, porque me muero por hacerlo. De que tú eres la razón de que dejara a Lissa Harris, porque desde que te conocí para mí no existe nada más. De que te quiero y de que gracias a ti late mi corazón, porque tú y solo tú eres quien puede llevarme a tocar las estrellas.

Parpadeé sorprendida. Un mar de sentimientos confusos se agolparon en mi interior y en ese preciso momento, comprendí que había estado mucho tiempo esperando que aquello ocurriera. 

2 comentarios:

mari dijo...

Oinsss !! meencanta ! te juuro que me encanta, este cpaítulo es lo maas !!!! jajaja yo tambien llevaba mucho tiempo esperando a que esto ocurriera :D jiji . Enseriooo eeh , necesito proximamente el siguiente !!!!! NO TARDE MUCHOOOOOOOO !!! jajajajajj. Pobre Alex jiji.
Besoooosss !:)

_YoliSuperBelieber_ dijo...

¿Te ha gustado?
Lo he escrito pensando en ti. Digo, este a Mari le encanta seguro, pero ya verás el siguiente. :)
Jajajajaja, pobre Álex...
Esta noche the next ;)
¡Muchos besitos para ti!

Publicar un comentario