Hola, soy la nueva W.

"Una sonrisa suele decir mucho sin apenas decir nada. Tú sonrisa siempre ha dicho mucho incluso cuando no estaba presente. Incluso cuando no sonreías, expresabas tanto que era como si brillara aún no existiendo. Incluso cuando no podía verla, porque estabas lejos, me acordaba de ella y me decía tantas cosas como de costumbre. Y me parecía tan bonita que aún años después la conservo en fotos, y en un pequeño rinconcito de mi corazón, aunque no estés ahora aquí conmigo. Porque sé que volverás como hiciste anteriormente, y me sonreirás de aquella manera de nuevo. Sé que lo harás y por eso no me duele que te hayas ido. Solo me duele no haberme ido contigo. Pero puedo prometerte que estoy completamente segura de que cuando vuelvas a irte montado en una moto, yo estaré sentada detrás, aferrada con ambas manos a tu espalda. Y me dejaré llevar por tu horrible sentido de la orientación porque me da igual dónde estemos, siempre y cuando me dejes estar a tu lado.
Así que recuerdalo, amigo mío. Recuerda que te espero sentada en mi porche con las piernas cruzadas y una sonrisa que aparece cuando me acuerdo de la tuya.
Recuerda también que te quiero. Que te quiero de veras. Y que sé que tú también me quieres, tanto como yo a ti.
Por esa razón sé que cuando tú recuerdas mi sonrisa, al igual que yo, sonríes. Y eso es algo que me hace más feliz de lo que te imaginas.

Toda tuya, Allie."



Es increíble lo mucho que puedes echar de menos algo que tú misma has abandonado. Es como si una parte de ti ya no estuviera ahí, como si hubieras perdido aquello que más te llenaba. Por eso cuando lo recuperas, lo aprecias más que antes, porque sabes lo que es estar sin ello y no quieres tener que vivirlo de nuevo.
Yo no quiero vivirlo de nuevo, por eso estoy aquí para disculparme por mi exilio voluntario y para deciros que he vuelto con más fuerza y muchas cosas que contar. Así que buenas noches a todas, Wendy está en casa.
Si os soy sincera, no pensaba volver aún, pero he estado leyendo mi antigua novela y me ha entrado un extraño cosquilleo en el estómago. Lo echo de menos, echo de menos mi historias, que me leáis y sobretodo mostrar lo que escribo, porque ¿de qué sirve pasarse horas dejando lleva tu imaginación y creando las historias más hermosas que eres capaz de crear si nadie puede apreciarlas?
No prometo nada de publicar todas las semanas ni nada de eso, pero voy a hacer lo que pueda y voy a dejaros pedacitos de mí cada vez que me sea posible.
Con respecto a la novela esa que llevaba entre manos antes de mi desaparición, no sé si la seguiré o no, supongo que dependerá de vosotras y de mi grado de efectividad y orginalidad. Si acaso subiré algo de vez en cuando, pero nada serio. Ya veré.
También he cambiado el diseño, no lo he terminado de editar porque hay ciertas cosas que aún no me convencen, pero lo haré pronto y ya me diréis qué os parece.
Bueno, eso es todo. Espero que no os hayáis olvidado de mí, pequeñas.
Muchos besos con mi toque de polvo de hada.

4 comentarios:

Laura. dijo...

¡Wendy! Aleluya, estabas totalmente desaparecida, ya me empezaba a preocupar, ¡que me desaparece la chiquillá sin decir nah! tss.
Al menos ya estás aquí, demostrando que da igual cuánto tiempo estés desaparecida porque el que vale, vale.
Yo también ando muy ausente , tengo el cerebro colapsao' de tantos exámenes así que a ver si yo vuelvo tan fuerte como tú.
Por otro lado, a mi ambas historias me gustan, así que no tengo ningún problema en seguir una u otra, ya que tienes todo lo necesario para transmitir y hacer que nos enganchemos a tu estilo.
Así que por mi parte no hay problema, tengo muy buen recuerdo de las dos.
Y sobre el diseño me abstengo hasta que esté acabado, pero me gusta este tipo de blog tan minimalistas, son bonitos.
Ojalá vuelvas a escribir pronto, un besazo enorme.

Wendy. dijo...

¡Laura!
Lo mismo digo, desde el 18 de Noviembre sin publicar. Vamos, para matarte.
Bueno, no sé yo. Pero voy a volver a lo de antes. Voy a volver a seguir intentando cumplir sueños poco a poco.
¡Los exámenes tienen la culpa de todo! ¡Son los culpables! Jajajajaja, nos atontan, eh.
Tranquila, la de Atrapada en tu Recuerdo no la voy a seguir. Esa está ya cerrada.
Pero el otro día encontré la carta y me apeteció recuperarla, simplemente para recordarme a mí misma lo que he hecho anteriormente.
Aún no lo tengo acabado. Y lo intento... Va a acabar con mi salud.
Pronto, lo prometo. (Tú también, que echo de menos leerte)
Muchos besos.

Laura. dijo...

Wendy, no sé los demás, pero yo te echo de menos por aquí.
Un abrazo.

LeoPresumida dijo...

¡Hola! Tienes un premio en mi blog, pásate si quieres <3

Publicar un comentario