Capítulo 42 ~> ¿Me besarás de nuevo?

Cuando llegué él me esperaba allí. Seguí mi camino, directa a la entrada. No me iba a acercar a él. Así que seguí andando, sin levantar la cabeza del suelo. Él se aproximó a mí lentamente, mientras me miraba con fijeza. Cuando me alcanzó, yo me detuve y le miré. Noté que iba a empezar a hablar, pero le interrumpí.

Yo: Tengo que entrar en clase.
Álex: Sólo se será un momento, por favor.

Bajé la cabeza.

Yo: Un momento. (Dije firme.)
Álex: Gracias. (Respondió sonriendo.)
Yo: No pierdas el tiempo y di lo que tengas que decir.
Álex: Marina, lo siento. No quiero que me dejes, ni lo voy a querer nunca, pero tengo miedo.
Yo: ¿Por qué? (Pregunté enfadada.)
Álex: Porque hablas tan bien de Sergio, le tienes tanto cariño… Y no sé, temo que ese cariño se convierta en otra cosa.
Yo: Álex, te he dicho un millón de veces que eso no va a pasar.
Álex: Ya, pero quién sabe, imagínate que ocurre… No sabría seguir con mi vida.

Le miré a los ojos.

Yo: Álex, no va a pasar y punto. Olvídate del tema.
Álex: No puedo. Tendrías que ver tu cara cuando hablas de él. Se te iluminan los ojos, sonríes y te pones nerviosa.
Yo: Eso no es cierto.
Álex: Marina, puede ser que tú no te des cuenta, pero es así. Exactamente así.

Hice una mueca y me giré. Comencé a andar, lo más deprisa que pude; pero como suponía Álex me alcanzó con facilidad.

Álex: Marina, por favor…
Yo: ¿Qué? ¿Qué quieres?
Álex: Niégamelo, con eso es suficiente. Mírame a los ojos y dime que no tengo razón.
Cerré los ojos y cogí aire. Me acerqué a su odio lentamente, me puse de puntillas y le susurré unas palabras.

Yo: ¿No te he demostrado suficientes veces lo que siento por ti? ¿No he sido lo suficientemente clara? ¿Necesitas que te lo aclare?

Álex miraba al suelo, y jugueteaba con sus dedos. Lentamente, me alejé de él y le miré a los ojos. Me devolvió la mirada, y en unas décimas de segundo, lo cual le impidió darse cuenta de lo que ocurría, estampé mis labios en los suyos. Fue un beso corto, muy corto, pero que expresaba a la perfección lo que ambos sentíamos. Me alejé de él, pero me agarró y me besó con fuerza, casi con brusquedad. A mí no me importó lo más mínimo. Lentamente el beso pasó de ser brusco a ser dulce. Me aparté unos segundos, los suficientes para coger aire y le besé de nuevo. Cuando nos alejamos definitivamente, apoyé mi frente en la suya. Comprobé que ambos respirábamos entrecortadamente y sonreí mientras Álex me observaba.

Yo: ¿Te ha quedado claro ya o necesitas que te lo repita? (Dije cuando mi corazón volvió a latir con regularidad.)
Él me sonrió peligrosamente.

Álex: Si te digo que no, ¿me volverás a besar?
Yo: No. (Respondí.)

Él agarró mi cintura y acercó sus labios a los míos. Yo cerré los ojos esperando que juntara sus labios con los míos. Oí una risa y abrí los ojos. Álex me miraba con una media sonrisa pintada en la cara.

Álex: ¿Así que no me ibas a volver a besar? Ya veo…

Noté cómo me sonrojaba. Él pasó una mano por mi mejilla, acariciándola con suavidad.

Álex: No te sonrojes cielo. Sé que soy irresistible. (Dijo sonriendo.)
Yo: Y muy modesto. (Respondí.)
Álex: Eso también.
Yo: Debería entrar en clase.
Álex: No quiero que te vayas.
Yo: No quiero irme.
Álex: No tienes por qué irte.
Yo: Álex, mi madre ya está suficientemente enfada…
Álex: ¿Y?
Yo: Tengo que entrar en clase. (Respondí.)
Álex: Entra. (Dijo mirándome a los ojos.)

Le abracé con fuerza, hasta que instantes después me alejé lentamente de él y comencé a subir las escaleras.

Álex: Marina… (Me giré y le miré.) Te quiero.

Sonreí ampliamente y seguí andando. Esperé sentada en el pasillo a que terminara la primera hora, porque llegaba muy tarde y sabía que no me iban a dejar entrar.
Cuando el profesor de biología abandonó la clase, entré con disimulo y me senté en primera fila. Esperé en silencio a que llegara la profesora de filosofía y pronto comenzó la clase.
Permanecí callada mientras la profesora nos hacía reflexionar sobre lo que habíamos hecho desde que había empezado el curso hasta ahora. Apreté los ojos con fuerza, mientras cientos de recuerdos confusos se agolpaban en mi cabeza.

Recorrí toda la casa, llorando. Durante mi carrera tropecé y me raspé la rodilla, pero seguí corriendo hasta que alguien me agarró del hombro y me detuvo. Me giré con el rostro pálido mientras negras lágrimas recorrían mis mejillas. Debía parecer un monstruo con todo el rímel corrido, pero no me importaba. Ante mí se hallaba Alex, el sobrino de Henry. Me miró con cara de preocupación. Bajé la cabeza, no era capaz de mirarle en el estado en el que estaba. Sujetó mi barbilla y tiró de ella hacia arriba, de modo que le mirase a la cara.
- Eey, ¿qué pasa? ¿Por qué lloras?- me preguntó en un susurro.

Sonreí al recordar la primera vez que le había mirado a los ojos, a esos ojos sin los que sabía que no podía vivir. Otra imagen apareció en mi cabeza, una muy distinta, pero tamién muy hermosa.

Cuando levanté la vista, aún tirada en el suelo, vi que un chico rubio con unos inhumanos ojos verdes, me miraba.
-Sorry, I did’t want...- dijo preocupado.
-Don't worry, i'm ok.
Me agaché a recoger una hoja que se le había caído junto a varios libros. Me fijé, entonces en su nombre.
-Your name is Sergio?- pregunté.
-Yes. My name is Sergio. And you, what’s your name?
-My name is Marina.
-Nice to meet you, Marina.
Sonreí mientras me perdía en sus ojos y lentamente solté su mano.

Sonó el timbre. El horrible sonido que producía me sacó de mis pensamientos. Sacudí la cabeza y recogí mis cosas. Cuando llegué a la puerta, él estaba allí.

* Chicas, no me matéis. Por favor. Pero es que con esto de los exámenes a veces se me va la cabeza... Lo siento de verdad. Tengo que estudiar que necesito un diez en el examen de mañana, así que no voy a subir el siguiente capítulo. Mañana sobre las cinco lo subo, I promise. Un besito y buenas noches :)

5 comentarios:

Monii =D dijo...

Espera...me he quedado un poco trastocada, no se supone que en el anterior capitulo estaban Alex y Sheila en una tienda?? que paso despues porque me perdi :(
Besiitos (L)

_YoliSuperBelieber_ dijo...

Jajajajjaja, no me extraña.
Es que me he saltado este capítulo. Este supuestamente va antes del otro. Lo siento, de verdad. No me matéis :$ Con tanto examen a una se le va la cabeza...
Mañana subiré la continuación del de la tienda :D
PD: Ella se llama Marina :)
Un besazo para ti (L)

Victoria ~ dijo...

Bueno, son cosas que pasan, yo me salto tantas cosas en la vida que un capitulo no es nada :) La historia esta muy buena :D
Un besazo!!

Monii =D dijo...

Aisss es verdad, no se porque me vino ahora con Sheilaaq ajjajajaj lo sientooo :)
Pues valee, entonces antes que este va la continuacion de la tiendaaa??
Buenoo besiitoss (L)

_YoliSuperBelieber_ dijo...

Jajajajaja, menos mal... Pensaba que me matabais al final :)
Monii: Da igual, cosas que pasa xD
Sí, este va antes del de la tienda. Ahora subo el siguiente.
Victoria: Jajajajaja, sí pero las que lo leen se quedan un poco confundidas...
Me alegro muchísimo de que te guste :)
Un besazo para las dos (L)

Publicar un comentario