Capítulo 14. No mentí.


No puedo hacer otra cosa aparte de quedarme quieta. Sus atrayentes ojos color miel resaltan con la débil luz del atardecer, y aunque lo intento, soy incapaz de apartar la mirada.
-Allie, tenemos que hablar- murmura él, sin soltar aún mi brazo.
Me mofo de su sujeción y dejando de mirarle a la cara respondo:
-No hay nada de lo que quiera hablar contigo- respondo cortante y sin darle tiempo a responder, abro la puerta de mi casa y entro, con los ojos ya desbordados a causa de las lágrimas.
Cuando subo al segundo piso, me asomo con cuidado a la ventana y observo que sigue en mi puerta, con los puños apoyados en la madera de roble y los ojos cerrados. Segundos después se aleja con cuidado de la puerta de entrada y golpeando todo lo que encuentra a su paso, entra en su casa.
Tan frágil como de costumbre entro en mi habitación y saco la caja de debajo de la cama. La vuelco esparciendo todos los recortes sobre la cama y me abrazo a ellos mientras las lágrimas resbalan por mi cara. Lanzo la caja a una punta de la habitación y me tapo el rostro con un cojín rosa pálido.
Oigo un ruido procedente de la ventana y el débil sonido de unos pasos que provienen de detrás de mí.
-¿Qué haces aquí?- le pregunto sin apartar el cojín de mi cara.
-¿Qué haces tú?- dice, como única respuesta.
-¿Que qué hago?- retiro con brutalidad el cojín y le miro a los ojos con tanta dureza que siento que se me hiela el corazón- Pues como ves estoy aquí, queriéndote, ahogándome entre fotos y recuerdos...
Él parpadea un par de veces y tras unos segundos se acerca a mí y me rodea con los brazos.
-No me pidas perdón Derek- añado apartando la cabeza.
-¿Por qué?- pregunta confundido.
-Porque si lo haces, te perdonaré. Te perdonaré como siempre he hecho. Y esta vez no quiero hacerlo... No quiero, porque estoy harta de que huyas cada vez que intento dar un paso hacia delante.
Él sacude la cabeza y mirándome fijamente me dice:
-No te das cuenta ¿verdad?- yo poso mis ojos en los suyos y niego con la cabeza- No huyo, Allie. Pero las cosas están bien así.
-¿Y entonces por qué me dijiste que querías besarme? ¿Porque me dijiste que me querías, que siempre me habías querido?¿Por qué me mentiste?- grito alejándome repentinamente de él.
-No te mentí, Allie. Nunca te he mentido ni pienso hacerlo.
-Te contradices, entonces. Si quieres besarme, ¿por qué no lo haces de una vez? Porque yo te aseguro que no pienso alejarme.
-Porque no quiero que te enamores de mí tanto como yo lo estoy de ti- grita, y sin mirarme se deja caer sobre el suelo y esconde su cara tras sus manos.
-¿Que no quieres que me enamore de ti?- repito tratando de encontrar una explicación a aquella frase sin sentido- ¿Es que no te das cuenta de que ya estoy enamorada de ti?
-Sí Allie, pero tengo la esperanza de que te olvides de mí con el tiempo y aprendas a querer a otra persona.
-Pero yo no quiero querer a ninguna otra persona que no seas tú.
-Y en el fondo yo tampoco quiero que lo hagas.
-¿Entonces? ¿Cuál es el problema, Derek? ¿Qué es lo que nos impide estar juntos?- pregunto desesperada.
-El problema soy yo, Allie. Yo y mi puto egoísmo de mierda- responde con lágrimas en los ojos.
-Me da igual. Me da igual que seas un egoísta. No lo eres conmigo y eso es lo único que me importa- él me mira con desaprobación y esconde su cara tras sus manos de nuevo-. Escúchame; me da exactamente igual cómo seas, cómo quieras ser y cómo crean que eres. Te quiero, así, tal y como eres. Mi mejor amigo, la persona más importante de mi vida; mi Derek en estado puro.
Se pone en pie con cuidado y permanece en silencio, sopesando su respuesta.
-Eres perfecta, ¿sabes?- murmura con tanta dulzura que no puedo evitar abalanzarme sobre él y abrazarle.
-Tú también- susurro en su oído-. Así que déjalo de una vez, deja de intentar evitar lo inevitable. Porque no puedo dejar de quererte.
Él me mira unos segundos, sin alejarse de mí y finalmente asiente con la cabeza y sonríe.
-¿Me puedes besar ahora?- pregunto impregnando las palabras con toda la ingenuidad posible.
-Puedo besarte cuando quieras, y todas las veces que quieras- dice sonriendo.
Y sin decir nada más, me lanzo sobre él y presiono con fuerza sus labios con los míos.

9 comentarios:

Laura dijo...

Voy a resumir lo que pienso de este capítulo en una palabra: INCREIBLE, y si, en letras mayúsculas, y si pudiese serían mucho más grandes.
¡Me encanta! por favor, que todo siga así de bien, que se le vaya definitivamente el miedo al buenazo de Derek <3
Aiins que decir más es que me deja sin palabras cada frase, y me ha dado una lastima cuando se esconde, y el diálogo para mi perfecto, no sé, genial, genial todo.
Un besazo guapísima:)

Marinne dijo...

Oh, dios. En serio, me has dejado sin palabras *O*
Este capítulo, como dice Laura, es INCREIBLE, creo que de los mejores que he leido en esta novela, o incluso de otras >/////////< Llenas con cada palabra, y es que parece practicamente que el lector está ahí, con Allie y Derek (que por cierto, menudas monosidades <3)
Bueno, pues espero que haya otro cap, o otra historia, o algo escrito por parte tuya. Besos <3

Wendy. dijo...

Laura: Gracias, gracias y GRACIAS.
Sí, que ya estaba bien... Anda que no han tardado en darse un beso los pobres JAJAJAJA. Pero no todo acaba aquí, ya se verá, ya se verá :33
Tú si que me dejas sin palabras a mí, con cada cosa que me dices y cada cosa que escribes en tu precioso blog, que por cierto me encanta; pero eso ya lo sabías.
¿Cuando se esconde? Dan ganas de abrazarlo, por lo menos a mí jajaja. Y los diálogos, no sé... Me apetecía que se dejaran las cosas claras el uno al otro de una vez.
Pues eso, cielo; millones de gracias porque sé que posiblemente no escribiría tan convencida y tan segura de mí misma sin ti y sin las personas que me apoyan como tú :')
Doscientosmilmillonesdebesos.

Wendy. dijo...

Marinne: Ains, muchas gracias... :)
Sí, supongo que es de los mejores capítulos de la novela porque perdí el interés por ella un tiempo, pero lo he recuperado y tengo muchas ideas.
Joder, gracias pero no es para tanto; solo escribo lo que siento... Me alegro un montón de que te guste y te identifiques con los dos tontos estos :3
Sí, no te preocupes que subiré otro mañana si termino los deberes pronto. Y si no, pues algún texto o algo, la idea es que no pienso estarme callada jajaja.
Bueno, muchas gracias por apoyarme, por comentar y por hacerme sentir especial. Gracias, de corazón.
Un besazo muuuy fuerte <3

AE dijo...

Me encanta ! por fin el beso! madre miaa !!!! ajajajjajajajajjajaja. Me ha encantado el capítulo. Pronto el siguiente :)

Samy_Belieber dijo...

No tengo palabras para describir lo que he sentido con este capitulo. Ha sido FANTÁSTICO.
Cada capitulo tiene algo que me encanta.Me encanta como escribes los capitulos.
Besos :)

Wendy. dijo...

AE, tía estás desaparecidica :')
¿Cómo estamos?
Sí, ya era hora, ¿no?
Ains, me alegro tía... Por cierto, en tu blog no me deja comentar y voy a matar a los de Blogger, ¿sabes?
Lo más raro es que en los demás sí que me deja ._.' Es extraño...
Bueno, sí lo subiré pronto cielo.
MUCHOSBESOS :')

Laura dijo...

Weeeendy ya estoy aquí, soy pesada lo sé, pero es que hay un premio pequeñito en mi blog para ti juasjuas:)
Un besaaazo enooorme <3

Vicky Beadles* dijo...

Holaaaa, soy tu nueva lectora! Tu novela es extraordinaria, la mejor que he leído en años :D siguela ¿si? Un beso, Vicky

Publicar un comentario